Iglesias de San Petersburgo , materiales complementarios:
Iglesia Ortodoxa Rusa


<<< VOLVER

Fundador Andrés el Apóstol, Vladimir I de Kiev
Autocefália/Autonomia 1488
Reconocimiento 1589 por parte del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla
Primado actual Patriarca Cirilo
Sede Moscú, Rusia
Territorio principal Rusia, Ucrania, Bielorrusia y Kazajistán.
Lenguas litúrgicas Antiguo eslavo eclesiástico
Calendario Juliano


HISTORIA DE LA IGLESIA ORTODOXA RUSA

El cristianismo penetró en Rusia desde el siglo I, siendo San Andrés el Apostol el primer evangelizador del país. San Andrés recorrió la región situada al norte del Mar Negro, llegando hasta el Rio Dnieper, lugar donde se encuentra la ciudad de Kiev, la actual capital de Ucrania. En el siglo IV existían varias diócesis en la Rusia meridional. La expansión definitiva del cristianismo por todo el país tuvo lugar en el siglo IX, cuando los pueblos bajo el mandato de Kiev iniciaron relaciones con las autoridades de Constantinopla. En el ano 862, los Santos Cirilo y Metodio crearon un nuevo alfabeto eslavo a partir del griego. Usando este nuevo alfabeto — en principio llamado glagolitsa y luego, un poco reformado, ‘kirilitsa’ ó cirílico - tradujeron al eslavo los Evangelios, la Santa Misa y los principales Oficios de la Iglesia, emprendiendo su mision entre los eslavos

    Los santos Ciril (Kirill en la pronunciacion rusa) y Metodio – creadores del alfabeto cirilico

Los Santos Cirilo y Metodio eran oriundos de Tesalonica, ciudad griega con muchos habitantes eslavos. Por lo tanto, ellos hablaban bien desde su niñez este idioma, que entonces todavia no se habia subdividido definitivamente en las actuales lenguas eslavas: ruso, búlgaro. seto-croata, polaco, checo, eslovaco, etc. Al traducir los Evangelios al eslavo, la Misa y los demas textos religiosos, estos santos, debieron crear muchas palabras nuevas, faltantes hasta entonces era el eslavo, utilizando para sus raices y combinandolas a la manera del idioma griego. Asi surgió una nueva lengua, llamada eslavo eclesiástico (aun hoy utilizada en las iglesias ortodoxas eslavas: rusa, serbia búlgara, etc.). Desde el bautismo de Rusia, en el año 988, este texto eslavo-eclesiástico de la Santa Misa se utilizó siempre, hasta el día de hoy. en la Iglesia Ortodoxa Rusa.
El Estado de Rus (Rusia Antigua ) fue fundado en el año 862, su primera capital fue Novgorod — cerca de la actual San Peterburgo—, y fue Riurik su primer príncipe.


Su hijo, el Príncipe lgor, se estableció en Kiev, la segunda capital. La esposa del príncipe lgor la princesa Oiga —oriunda de Pskov, cerca de Novgorod se convirtió al cristianismo en Constantinopla, y fue la primera Santa de la Iglesia Rusa. El nieto de lgor y de Santa Oiga, San Vladimiro, en el año 988, al contraer matrimonio con la hermana del emperador bizantino Basilio II, se bautizó, adoptando oficialmente la religión del Imperio Bizantino como religión estatal para el reino de Rus , incorporó su Estado a la jurisdicción eclesiástica del Patriarcado de Constantinopla (Bizancio) y le otorgó el nombre de Rusia (los rusos de aquel entonces se llamaban, a sí mismos, Rus). Por ello, a proposito, en 1988, la Iglesia Ortodoxa Rusa celebró su milenario

 

 

El principe Vladimir elige la religion Ortodoxa

El principe Vladimir se bautiza


Después de reiteradas destrucciones de Kiev por los tártaros - que invadieron Rusia en el año 1237-, el metropolitano (primado) de la Iglesia Rusa. Cirilo, abandonó su sede en Kiev en el año 1250 y se dirigió a Novgorod y luego a la ciudad de Suzdal —cerca de Moscú—.En Suzdal presidió en el año 1 274 un Concilio de la Iglesia Rusa. Sus sucesores trasladaron su cátedra a la ciudad de Vladimir en el año 1300, y luego a Moscú. En el año 1589 la Iglesia Rusa obtuvo de los cuatro Patriarcas Orientales su independencia administrativa , simultáneamente, su primado obtuvo el título de Patriarca de Moscú y de Todas las Rusias, el quinto por orden de honor. Durante el siglo XIV, la Iglesia Ortodoxa tuvo un papel capital en la supervivencia de la nación rusa. Destacadas figuras, como Sergio de Rádonezh o el Metropolitano Alexei, ayudaron al país a soportar los años de la opresión tártara y a crecer tanto espiritual como económicamente

 

 

San Sergio de Radonezsh

Sergiy Radonezskiy - un momento de su biografia (calmando un oso)


Desde los tiempos de Pedro el Grande o Pedro I, fundador de san Petersburgo hasta Nicolás II, el ultimo monarca de Rusia , fusilado junto con su familia en el 1918 por los comunistas Los Nuevos Santos y enterado en la la Catedral de San Pedro y San Pablo en San Petersburgo la Iglesia Ortodoxa Rusa fue administrada por un Santo Sínodo bajo la estricta supervisión del Imperio ruso. A pesar de este manejo secular de la Iglesia, en el siglo XIX hubo un fuerte resurgimiento teológico, de la espiritualidad y de la vida monástica en toda Rusia.

 

 

Familia del ultimo emperador ruso Nicolas II (con su esposa Alejandra , sus cuatro hijas y el hijo heredero Alexis )

Familia de Nicolas II como Santos martires


En 1914, antes de la Gran Guerra (1a Guerra Mundial) y la Revolución, la Iglesia Ortodoxa Rusa reunía al 70% de los habitantes del Imperio Ruso. Unos 150 obispos, 113.000 sacerdotes y diáconos y 95.000 monjes y monjas regentaban 84.500 iglesias y capillas, 1.025 monasterios y conventos y casi 41.000 escuelas parroquiales

Época soviética : después de la Revolución bolchevique (comunista) (octubre 1917), aproximadamente un millón de rusos tuvieron que marchar al exilio, disgregándose en varios países. Aún más tuvieron que huir de Rusia después de la derrota del ejército Blanco (pro-zarista) en su intento por destruir al nuevo régimen, junto a ellos debieron abandonar el país numerosos clérigos.

Es debido a esta situación que el Patriarca Tijon decidió otorgar autonomía tanto a la clerecía exiliada como a las misiones ortodoxas rusas situada fuera de sus fronteras, esto hasta que se estabilizara políticamente el país.

La situación cambió radicalmente con la muerte del Patriarca Tijon y con la coronación fáctica del Patriarca Sergei, en efecto, este primado a nombre del Patriarcado de Moscú y toda Rusia, decidió en 1927 proclamar su lealtad al gobierno soviético y llamar a la Iglesia exiliada a colaborar con el nuevo orden político. Esta declaratoria de lealtad al soviet tuvo por consecuencia que el clero en el destierro decidiera desconocer la autoridad del Patriarca Sergei haciéndose extensiva en lo futuro a todos los Patriarcas de Moscú, hasta la retractación de la declaración de lealtad, provocando un cisma en la ortodoxia del país eslavo.

Esta situacion de desconocimeinto mutuo entre dos partes de la Iglesia Ordodoxa rusa duraria hasta el siglo XXI, las conversaciones para la reunificación comenzaron tan pronto se desintegró la Unión Soviética el 25 de diciembre de 1991 y terminaron el jueves 17 de mayo de 2007 con la firma en la Catedral de Cristo Salvador en Moscú (reconstruida en 1994 durante el mandato del presidente Borís Yeltsin y la misma en la cual se dieron sus exequias al morir el 23 de abril de 2007) del "Acta de comunión canónica" entre el Patriarca Alexei II (Patriarcado de Moscú y toda Rusia) y el Metropolitano Lavr (Iglesia Rusa en el exilio), histórico evento que contó con la presencia del presidente ruso Vladímir Putin y otras destacadas personalidades de ese país, poniendo fin a casi 90 años de cisma

 

 

Encuentro historico entre el Patriarca Alexei II (Patriarcado de Moscú y toda Rusia) y
el Metropolitano (Arzobispo) Lavr (Iglesia Rusa en el exilio)

Este hecho que en la declaración de 1927, la Iglesia expresó lealtad al poder soviético en el nivel social, sin embargo, no detuvo las represalias. Antes de 1940, en el territorio de la Unión Soviética sólo quedaban algunas decenas de iglesias abiertas, cuando en vísperas de octubre de 1917 había más de ochenta mil iglesias ortodoxas en Rusia (mas que 90 % de las iglesias fueron cerradas o destruidas por completo (unos templos, como por ejemplo , la Catedral de Nuestra Señora de Kazáñ en san Petersburgo del s. XVIII, fueron convertidos en museos del ateísmo, otros estallidos como la Catedral de Cristo Salvador en Moscu (erigida en el siglo XIX en señal de gratitud por la victoria sobre Napoleón))

La persecución religiosa en la Unión Soviética tomó formas diferentes en períodos diferentes; casi todos los teólogos y demás líderes de la Iglesia Ortodoxa Rusa fueron exiliados durante la década de 1920 o ejecutados en la década de 1930. Para dar una idea de la tragedia sufrida por la Iglesia, basta mencionar que, entre 1917 y 1937, fueron detenidos 136.000 clérigos de los cuales 95.000 fueron asesinados , Célebres personalidades de la cultura y los mejores teólogos de Rusia murieron en las cámaras de tortura o en los campos de concentración, como el padre Pavel Florensky, filósofo y teólogo; o bien huyeron del país, como Semyon Frank, Nicolai Berdiaev, Nicolai Lossky, Vladimir Lossky, el protomonje Sergei Bulgakov y muchos otros

Las autoridades de la Unión Soviética cambiaron su relación con la Iglesia sólo cuando la existencia del país estuvo bajo amenaza - durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial (llamada en Rusia la Gran Guerra Patria) de los años 1941-45. En efecto, la invasión alemana del 22 de junio de 1941 hizo que el gobierno soviético "olvidara" por un tiempo el obligado ateísmo del Partido Comunista de la Unión Soviética. Stalin autorizó a los obispos y sacerdotes a bendecir en ceremonias públicas las banderas de los regimientos que partían al frente. Los templos que todavia existian fueron reabiertos. Muchos obispos y sacerdotes fueron liberados de las carceles, la iglesia colaboró con el gobierno soviético haciendo colectas de dinero para la fabricación de armas, tanques, cañones, etcétera. Muchos clérigos combatieron contra el enemigo. En 1943, la Iglesia rusa tuvo de nuevo su patriarca. Llegó a serlo el arzobispo metropolitano Sergei (Stragorodsky) (1867-1944). Con su patriotismo durante los años de la guerra, la Iglesia demostró con los hechos que compartía la suerte del pueblo. Es difícil definir con una sola palabra la actividad del patriarca Sergei. Por una parte, su lealtad con las autoridades soviéticas llegó a tal punto que el poder no contó prácticamente más con la Iglesia; por otra, precisamente esa politica no soloermitio conservar la iglesia sino que incluso ofrecio la posibilidad de un subsiguiente renacimiento

 

El cura ortodoxo y soldados en los campos de batalla de la II Guerra mundial

Los curas ortodoxos en la guerra

Toda esta situación duró hasta la muerte de Stalin, ya que su sucesores Nikita Jrushchov y Leonid Breznev comenzaron nuevamente a intensificar la persecución.

A principios de la decada de los 1960 las autoridades endurecieron de nuevo la politica contra la iglesia, el número de iglesias siguió disminuyendo (de 7523 en 1966 a 6794 en 1986).

&EACUTE;poca post-soviética : La recuperación de la actividad de la Iglesia ortodoxa rusa comenzó nuevamente en 1987 cuando empezo la epoca de la perestroika y se derrumbó el régimen totalitario. Asi, el 29 de abril de 1988 hubo una reunión de metropolitas con Mijaíl Gorbachov, en el Kremlin, para celebrar a inicios de junio de ese año el milenario de la conversión de Rusia.

Gorbachev y el patriarca
de la Iglesia Ortodoxa - primeros contactos

La Iglesia participó en los funerales de Yeltsin en 2007, siendo la primera vez que ésta participa en un funeral de Estado desde la muerte del zar Alejandro III en 1894, algo que no sucedió durante la existencia de la extinta URSS.

 

 

Funerales de Eltsin- misa de cuerpo presente en la Catedral de Cristo Salvador en Moscu , abril 2007

En 2007 la Iglesia Ortodoxa Rusa se organizaba en 142 diócesis con casi 28.000 parroquias (13.000 fuera de Rusia). El clero lo componen unos 30.000 sacerdotes (presbíteros y diáconos) y seminaristas. El clero regular se agrupa en torno a unos 732 monasterios (350 masculinos y 382 femeninos) que acogen a unos 10.000 monjes y monjas. La formación del clero, y de los creyentes, se lleva a cabo en 39 seminarios, 44 preseminarios, 2 institutos teológicos, 6 academias eclesiásticas y 2 universidades ortodoxas

En Diciembre de 2008, el número de diócesis se elevó a 157, incluyendo 203 obispos y 30.670 clérigos. Comparado con el año anterior, el número de escuelas dominicales pasó de 10.141 a 11.051 y el de parroquias de 27.942 a 29.268. Las ermitas son 65. Los monasterios alcanzan 804, incluyendo 142 monasterios masculinos y 153 femeninos en los países pertenecientes a la Comunidad de Estados Independientes y 3 masculinos y 3 femeninos en otros países. Además, existen actualmente 25 monasterios estauropégicos (con directa subordinación al Patriarca de Moscú). El número de escuelas teológicas de la Iglesia Ortodoxa Rusa llega a 87. La Iglesia Ortodoxa Rusa fuera de Rusia tiene 16 monasterios masculinos y 9 femeninos

Ahora la ortodoxia une a personas de diferente educación y formación, a representantes de varias culturas y nacionalidades, a seguidores de distintas ideologías y doctrinas políticas La historia da fe de que la Iglesia Ortodoxa ha sobrevivido en las situaciones históricas más complicadas. Las condiciones jurídicas y económicas, las doctrinas ideológicas pudieron favorecer su vida espiritual y su servicio general, o bien obstaculizarlos. Pero estas condiciones no fueron nunca plenamente favorables, y no influyeron nunca decisivamente en la ortodoxia. El contenido de la vida interior de la Iglesia quedó delimitado, ante todo, por su fe y enseñanza. El patriarca de Moscú y de todas las Rusias Aleksei II ha dicho: "La iglesia no ve su misión en la organización social... sino en el único servicio, mandado por Dios, a favor de la salvación de las almas. Este es su objetivo principal que ha cumplido en todas las épocas, bajo todas las formaciones estatales".

 

 

   

El patriarca Alexei II

Putin, patriarca Alexei II y mitropolita Kirill, futuro patriarca

   

   

El patriarca Kirill encabezando la ceremonia religiosa

Putin, Medvedev y el patriarca Kirill

Por que se llama “ortodoxa” (prehistoria)

La Iglesia Ortodoxa Rusa pertenece a la gran familia universal de las Iglesias Ortodoxas locales, las que en su conjunto forman ‘Una Iglesia, santa, católica y apostólica’, tal como la define el Credo establecido en el Primer Concilio Ecuménico de Nicea (convocado en el año 325 por el emperador San Constantino el Magno) y en el Segundo Concilio Ecuménico de Constantinopla (convocado en el año 381 por el emperador de origen español Teodosio el Grande).
Las Iglesias Ortodoxas son católicas (de las palabras griegas cat y olon lo que significa según todos”, ‘"de acuerdo con todos”) no solo porque son universales, sino también porque poseen la ‘totalidad de la fe”, de todos los tiempos y en todos los lugares. Asimismo, apostólicas, porque fueron fundadas por los Santos Apóstoles y conservan de manera no interrumpida la sucesión apostólica.
El cuarto Concilio Ecuménico, celebrado en el año 451 en Calcedonia, introdujo la denominación ortodoxo (por recto doctrina o recto glorificación), para designar a los que aceptan en forma total el Credo de Nicea y de Constantinopla y los Dogmas de los Concilios Ecuménicos, sin modificaciones ni agregados, ni quitas.
En total, hubo siete grandes Concilios Ecuménicos, en los que han participado todas las iglesias cristianas —tanto las orientales, como la occidental—, el último de ellos en el año 787, en Constantinopla. De tal manera, las enseñanzas de estos Siete Concilios Ecuménicos, sin agregados, quitas ni reformas fueron la doctrina de las iglesias, que por ello se llaman —en forma abreviada—ortodoxas.
En los inicios del cristianismo existían tres grandes centros supradiocesanos (regionales o metropolitanos), que eran cabeza de todas las iglesias episcopales de las ciudades de su zona de influencia: la Iglesia de Roma, fundada por los apóstoles San Pedro y San Pablo; la Iglesia de Antioquía, fundada también por el apóstol San Pedro; y la Iglesia de Alejandría, fundada por el apóstol San Marcos. En sus territorios se reunían, desde el Siglo II, concilios de todos sus obispos. Luego se agregaron Constantinopla y Jerusalén, llegándose, de tal manera, a la famosa pentarquía, o sea, el gobierno de los cinco. La Iglesia de Constantinopla fue fundada por el apóstol San Andrés, cuando el lugar donde luego San Constantino el Magno habría de construir en el año 330 la nueva Roma, se llamaba Bizantino o Bizancio.
Estas cinco grandes iglesias se llamaban, en un principio, Arzobispados, y luego Patriarcados. Estaban, desde sus orígenes en el territorio del Imperio Romano, hasta el siglo VII, que con su división oriental y occidental —a cargo del emperador Teodosio el Grande, en el año 395— la Iglesia Romana quedó en la parte occidental y los restantes cuatro Patriarcados en la oriental. Estos últimos suelen ser llamados también Iglesias Orientales.
En Occidente, el Imperio Romano de Oriente fue denominado, desde el siglo XVI, Imperio Bizantino, por el nombre del lugar donde San Constantino construyó la nueva ciudad, declarada en el año 330 capital del Imperio Romano. Por lo tanto, a veces también se designa a las iglesias orientales como: Iglesias Bizantinas.
Luego, se fueron sumando nuevas iglesias ortodoxas independientes o autocéfalas: la búlgara, la serbia, la rusa, la griega, la rumana etc. Actualmente existe casi una veintena de este tipo.

FUENTE DE LA INFORMACION http://www.orthodoxworld.ru/es/istoria/8/index.htm

IGLESIA ORTODOXA RUSA EN PAISES DE HABLA HISPANA:

Historia de la Iglesia Ortodoxa Rusa en Argentina
El primer templo ortodoxo en España
Monasterios y conventos de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el extranjero
La Iglesia Ortodoxa Rusa en España